El día en el que Illari se convirtió en una chica deportiva

En todo viaje ocurren incidentes, de eso se trata y eso le da a los viajes una chispa que los convierte en especiales… en esta oportunidad la anécdota fue con Illari (la más pequeña del equipo aventurero) ¡una cachorra que creció durante el viaje!; andábamos caminando por las calles huarmecinas cuando nos dimos cuenta que nos seguían los perros machos, de seguirnos 2 perros pasaron a ser 5, luego 10 y así sucesivamente hasta tener una fila india de todos los perros de Huarmey. Fue en ese momento en el que notamos que Illari, alias Tirifila, había crecido en el viaje y no solo por el tamaño, de pasar a ser una cachorra se había convertido en un perro adulto y le había venido el celo por primera vez.

¡Ante un problema siempre hay que tratar de ingeniárselas para aliviarlo un poco! Así que decidimos ir al mercado de Huarmey, escondiéndonos de los perros del lugar, en busca de algo que proteja a Illari. Parecía que éramos parte de una manada e Illari en la primera fila; ella se sentía guía modelo turística mientras que a nosotras solo nos faltaba correr para escaparnos de los perros que nos seguían durante todo el recorrido.

Captura de pantalla 2016-01-13 a la(s) 13.50.26

Print

Terminamos en un puesto en el que vendían ropa de niños y fue en ese momento en el que brotó nuestro dote de estilista de modas (¿no les he contado que somos mil oficios?) y convertimos a Illari en una chica deportiva, se puso las líneas verticales al estilo de Adidas y le gustó tanto el look que no se lo quiso quitar.

Eileen:)

 

Print

Publicado en General.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Completa la suma del Captcha *